Estimulantes naturales



DESDE HACE SIGLOS, LOS HOMBRES HAN ENCONTRADO EN LA NATURALEZA HIERBAS Y ALIMENTOS PARA POTENCIAR LA ENERGÍA SEXUAL.

ALIMENTOS AFRODISÍACOS
¿Una buena dieta puede ayudar a mejorar la vida sexual? Se han encontrado algunos indicios de que, por ejemplo, los alimentos ricos en betacarotenos (zanahorias, damascos), algunas clases de frutas (uvas, moras, frambuesas) y plantas como el gingko biloba, el castaño de Indias y el hamamelis favorecen el tono de los capilares venosos, que son los conductos que rodean el pene y se llenan de sangre cuando se produce una erección (por lo tanto, podrían potenciar la función eréctil).
También los alimentos ricos en zinc se consideran afrodisíacos, ya que participan en la producción de semen. Alimentos que tienen zinc son, entre otros, las semillas de girasol y de calabaza y el hígado.
La lecticina es un buen potenciador de la sexualidad por formar parte de los fosfolípidos, compuestos esenciales de la pequeña capa de grasa que envuelve los nervios periféricos. Tienen lecticina la soja y el sésamo.
Lo cierto es que, desde siempre, todas las culturas de la Antigüedad han encontrado diferentes tipos de alimentos y plantas que funcionan como afrodisíacos naturales. Los griegos y romanos bebían satirión, que extraían de una especie de orquídea. Los chinos tenían el ginseng y los sajones las plantas de forma fálica, como las zanahorias y los espárragos. Los árabes incorporaron afrodisíacos a los perfumes y las fragancias.
Estos son algunos estimulantes naturales para el sexo:
* Cacao. Contiene feniletilamina, una sustancia estimulante, euforizante, vigorizadora y que puede predisponer a un mayor deseo sexual.
* Coco. En la India lo consideran un símbolo de fertilidad y maternidad. Mezclado con ron y bayas, es muy empleado como afrodisíaco.
* Damiana. Hierba estimulante, diurética y laxante, muy utilizada en infusiones. Su acción afrodisíaca se relaciona con que actúa sobre los centros que estimulan la micción, la erección y la eyaculación.
* Guaraná. Se emplea como excitante sexual y también para disminuir la sensación de hambre, aliviar la fatiga y estimular el tono vital. Originario de la selva del Amazonas, era una fruta muy estimada por los aborígenes.
* Jalea real. Es uno de los alimentos más completos y por eso sirve para alimentar a la abeja reina del panal. Es muy rica en vitaminas, minerales y oligoelementos que tonifican el sistema nervioso y tienen un efecto vigorizante de la potencia sexual.
* Jazmín. Su aroma exquisito, fuerte, envolvente y dulce actúa a nivel emocional como afrodisíaco y estimulante del sistema reproductor femenino. Habitualmente se lo utiliza para la preparación de baños y perfumes.
* Jengibre. La raíz, además de un delicioso condimento, es considerada desde hace miles de años como afrodisíaco, ya que estimula la circulación y vigoriza el sistema reproductor. Estas virtudes se potencian si se lo consume junto con ginseng.
* Maca. Es un tubérculo que se cultiva en tierras altas, muy rico en proteínas, fibra, hierro, zinc y vitaminas. Se le atribuyen poderes afrodisíacos debido a que, al parecer, las mujeres andinas son más fértiles y los animales que se alimentan de ella tienen celos más extensos.
* Nueces. Tienen un efecto vasodilatador (por su contenido de arginina) y, en consecuencia, actúan como potenciadores sexuales. Por el mismo motivo, también sirven para la prevención de embolias.

EL PODEROSO GINSENG

Muchas culturas lo consideran el afrodisíaco más potente y ocupa un lugar de honor en la farmacopea china: está entre los productos más solicitados y prestigiosos y se lo consume desde hace más de 4.000 años. Los emperadores del Oriente pagaban su peso en piedras preciosas sólo para sentir su poder revitalizador, que provoca una sensación de energía y bienestar.
La raíz del ginseng es un potenciador sexual, pero también mejora el rendimiento físico y mental, aumenta la resistencia a las bajas y altas temperaturas y estimula la energía de los ríñones (en la medicina china, hay que estimular la energía de los ríñones para liberar la libido). Los especialistas recomiendan que las mujeres no abusen del ginseng, porque puede causar hiperestrogenismo.